Conoce por qué una casa inteligente tiene más valor en el mercado

 

Todas las características de una casa inteligente, desde las luces automáticas y la regulación de la temperatura, hasta la mejora de la seguridad gracias a la vigilancia constante desde tu dispositivo móvil, representan actualmente un potencial invaluable en materia de inversión.

 

Con la nueva tendencia de smart homes apoderándose por fin de Latinoamérica, es seguro decir que una casa inteligente siempre valdrá más a partir de ahora, que una casa común. Quizá para muchos sea una inversión arriesgada dado que no conocen del todo los beneficios de esta automatización y esta entrada al Internet of Things, pero es un hecho que, pronto, más del 80% de los compradores con más poder adquisitivo preferirán casas con tecnología inteligente.

 

Una casa inteligente es versátil y a la larga, representa también un ahorro en muchos otros aspectos (principalmente de energía) que también suponen un retorno de inversión. Todos los beneficios de adquirir una casa inteligente suponen puntos extra para analizar su valor. Si además consideramos que la mayoría de los compradores siempre ponen especial énfasis en el problema de la seguridad y en cuánto les importa vivir en un entorno seguro, problema que las casas inteligentes resuelven de la manera más eficiente.

 

Por otro lado, las nuevas generaciones que estén en busca de una casa, y que han crecido con la tecnología (entiéndase, millennials y a futuro, la generación Z) estarán buscando una casa inteligente que se adapte a sus necesidades sin esfuerzo, y siempre la preferirán por encima de una casa común.

 

Entre más gente empiece a familiarizarse con estos beneficios, más rápido aumentará el valor de una casa inteligente. Por tanto, estamos en un buen momento para hacer una inversión consciente que nos permita adquirir una casa con altísimo valor con el objetivo de crear un patrimonio eficiente, conveniente y seguro.