Las casas automatizadas ya son una realidad tangible

 

Internet lo ha unido todo. Se ha apoderado –de buena manera- de las oficinas y también de los hogares. En poco tiempo, menos de diez años, casi todos los componentes del hogar tendrán acceso a él, desde el refrigerador hasta las llaves de agua. Hoy, de hecho, ya está al alcance de nuestras manos que las bombillas de luz, la televisión, las lavadoras y los equipos de audio lo estén. Ya es posible vivir en casas automatizadas.

 

Las casas automatizadas están diseñadas para poder manejarse con un solo control, y que ese control sea tu Smartphone o tu tablet. Las casas automatizadas van un paso más delante de las Smart TV, aunque ahí empezó gran parte de la revolución en el hogar. La idea es que puedas conectar muchos aparatos a una misma red con el objetivo de facilitarte tareas.

 

Si bien esto suena mucho a ciencia ficción, es algo que ya está al alcance de nuestras manos. Ahora, todas las experiencias dentro del hogar –ver una película, escuchar un disco, tomar la siesta, vigilar a los niños- son más fáciles y coordinadas gracias a que varios aparatos se conjugan a la vez mediante esta conexión a internet. Es decir, que las casas automatizadas buscan que tengas la mayor comodidad y la mayor seguridad todo el tiempo.

 

Y es que las casas automatizadas poco a poco empiezan a recaudar información sobre ti para entenderte mejor, con el objetivo de que tomen acciones independientes que no requieran de tu intervención, pero que sean satisfactorias, por ejemplo, pueden empezar a regular la temperatura según la hora del día o el clima, o pueden apagarse automáticamente las luces cuando salgas de la habitación, dependiendo del tipo de sistema eléctrico o de sensores que tengas instalado. También te permiten regular el consumo de energía y de agua si tienen un sistema instalado correctamente.

 

Las casas automatizadas ya están al alcance de la mayoría, ya son una posibilidad real. Comprar una significa realizar una gran inversión de por vida, ya que el internet seguirá cambiándonos la vida y con ello, las casas automatizadas se irán volviendo más valiosas.