Te decimos qué te conviene más si deseas tener una casa inteligente

 

El control total de tu casa ya es posible con la tecnología que se tiene hoy. Controlar electrodomésticos, luces y seguridad desde una aplicación o con pocos botones, ya es algo que está al alcance de todos aquellos que quieren dar un giro a su vida. Sin embargo, surge una gran duda: ¿qué es mejor?, ¿convertir la casa en la que ya vives en una casa inteligente o tener una desde cero, creada específicamente con ese fin?

 

Lo cierto es que aunque es posible adaptar una casa para que sea inteligente aunque esta no fuera pensada de ese modo en primer lugar, lo mejor es contar con una en donde constructores, desarrolladores, arquitectos y diseñadores hayan trabajado en conjunto para aplicar tecnologías integrales desde la raíz.

 

Y es que si tienes una casa inteligente nueva, puedes dar por hecho que todas las soluciones y las medidas implementadas están hechas para trabajar a la perfección y en sincronía con tus necesidades e incluso con la arquitectura del hogar. Si lo que quieres es incrementar el confort, una casa nueva puede hacerlo mucho mejor que una casa adaptada, pues el diseño integral tiene más impacto.

 

Sin embargo, las dos salidas son viables: tanto quienes quieren tener casas inteligentes desde la idea, como quienes solo quieren remodelar una vivienda convencional. Lo cierto es que lo importante es saber que invertir en tecnología es una de las decisiones más acertadas de los últimos años.

 

Ahora bien, una casa inteligente construida desde cero, también puede volverse fácilmente una casa sustentable y eso es muy importante. La planeación del ahorro de energía es más congruente y más eficiente, y el gasto es mucho menor.

 

Una casa inteligente solo trae consigo beneficios. Consigue la tuya cuanto antes, pregunta por nuestros precios de preventa y no esperes más.