Rompemos los mitos sobre las casas inteligentes y aclaramos tus dudas

 

El auge de las casas inteligentes es innegable y con ello, surgen muchos mitos y rumores que muchas veces infunden cierto temor en las personas que no están seguras de si invertir o no en una. Nosotros nos encargamos de limpiar esos mitos para que estés seguro de que vivir en una casa inteligente y sustentable, es la mejor decisión.

 

Mito #1: Las casas inteligentes solo están hechas para las personas que entienden de tecnología, no todos pueden operar una.

 

Lo cierto es que cualquiera puede tener una casa inteligente, pues no están restringidas solo a cierta generación o a aquellos que entienden la tecnología a niveles profesionales. Lo bueno de las casas inteligentes es que hacen todo más rápido y sencillo, por lo que basta con apretar un botón o manipular bien un Smartphone para tener el control total. En ese sentido, son adecuadas para todos.

 

Mito #2: Las casas inteligentes tienen un precio inaccesible y solo los que son millonarios pueden adquirir una.

 

Esto es mentira. Como la tecnología está cada vez más al alcance de todos y más democratizada, la inversión en una casa inteligente no es necesariamente mayor a otro tipo de inversión inmobiliaria que hagas. Al contrario, invertir en casas inteligentes es mejor pues te aseguran tener una vivienda más cómoda y eficaz que una regular. Es decir, las casas inteligentes tienen un gran valor.

 

Mito #3: Las casas inteligentes tienen diseños futuristas que no son acogedores

 

Mucha gente se imagina casas como de ciencia ficción o de caricatura, pero lo cierto es que, al menos las casas de NuHaus, tienen un diseño cálido y acogedor que te permite disfrutar al máximo la experiencia de la casa inteligente sin estéticas extremistas. El diseño y la arquitectura tienen acabados de primer nivel, pero eso no significa que no vayas a sentir el calor de hogar.

 

Recuerda que, hoy en día, las casas inteligentes son la mejor opción al momento de pensar en tu patrimonio, ¡no dejes que los mitos te detengan!